Tutorial de Blender – Animación 3D (II)

Edición básica de objetos

Si pinchamos en cualquier parte de la pantalla de escena, aparecerá el denominado ‘cursor 3D’, un elemento muy importante porque será el lugar donde se añada el objeto que queramos desear.

blender-2

Para ello seguimos la ruta: agregar > malla > seleccionar objeto.

Por ejemplo, agregando ‘mona’ estaremos insertando el objeto-mascota que representa al programa Blender. Podemos comprobar ahora las diferentes vistas del objeto mediante el teclado numérico (vista superior -7-, vista inferior -CTRL+7-, alzado frontal -1-, alzado trasera -CTRL + 1- y perfil -3- o el otro perfil -CTRL + 3-.

Cuando no encontremos el cursor 3D, o queramos devolverlo a su lugar de origen, podemos hacerlo mediante:

  • Panel propiedades. Cursor 3D. Colocar 0 en el valor de los ejes.
  • Tecla MAYUS + C. Es la vía más cómoda. El cursor 3D va al punto de origen y la vista muestra todos los elementos que hay en la escena.

Primer render

El render es la imagen fija que obtenemos de nuestro diseño. Para colocarnos en el punto de vista de la cámara, pulsamos 0 en el teclado numérico.

El render se hará en función de la iluminación que haya en la escena a través del punto de luz colocado. En nuestro objeto habrá por lo tanto zonas iluminadas y zonas oscuras.

Para renderizar tenemos dos opciones:

  • Panel derecho: escena > procesar > imagen
  • Tecla F12

Vemos ahora que donde no hay luz, queda negro completamente.

Las medidas de la imagen quedan definidas por la botonera “dimensiones” en el panel derecho. Hay que prestar atención al porcentaje, ya que si queremos que la imagen obtenida coincida con las medidas, ha de ser 100%. Lo normal es tener definidas las dimensiones finales de la escena, y trabajar cada render con el porcentaje que mejor nos venga para observar bien el objeto renderizado, reducir el tiempo de renderizado y ahorrar memoria con imágenes más pequeñas.

En la botonera derecha, en ‘salida’, podremos definir el formato de salida de la imagen (PNG, JPG, etc.). La ventaja del PNG es que nos permite guardar las transparencias de la imagen. Para ello, en el panel derecho, ‘salida, activamos RVAalfa, en ‘sombreado’ seleccionamos alfa transparente. Ahora al hacer el render y guardar copia, guardaremos la imagen con el objeto en el medio y todo lo demás transparente. Así podremos insertarlo en cualquier fondo. JPG no admite canal alfa.

Finalmente, para guardar la imagen renderizada, en la parte inferior de la pantalla pinchamos en ‘imagen’ > guardar una copia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s